Robo de catalizadores: un problema que podemos evitar

En la actualidad muchos conductores han sido víctimas del robo de catalizadores en sus vehículos. Los delincuentes actúan fácilmente en coches, 4×4, furgonetas, etc. y desmontan el catalizador en pocos minutos para después venderlo en el mercado negro de metales preciosos: paladio, rodio y el más valorado, el platino. Como consecuencia, el propietario debe gastar mucho dinero en comprar e instalar un nuevo catalizador y reparar el sistema de escape.

Todos los sistemas de alarma StarLine incluyen un acelerómetro 3D que detecta los golpes, la inclinación y el movimiento. Una vez que el ladrón comience a levantar el coche, un sensor de gran sensibilidad, ajustable a distancia, detectará la inclinación. Inmediatamente la centralita de la alarma activará el modo pánico, accionará la sirena y avisará al propietario con una llamada de alerta y un mensaje de texto.

Los sensores auxiliares de microondas, ultrasónicos o PIR pueden conectarse fácilmente a la unidad principal de StarLine y montarse en el hueco del motor o en el maletero del vehículo. De este modo, aún en el caso de un camión o una furgoneta, cuyo espacio entre vehículo y suelo es mayor, al detectar un movimiento en la zona inferior también activará la alarma y avisará al propietario.

AÑADA SEGURIDAD A SU VEHÍCULO Y PREVENGA INCIDENTES POR NO DISPONER DE UNA ADECUADA PROTECCIÓN.